ETF De Bitcoin Vs ETF De Oro: 4 Diferencias Clave Que Necesita Saber

Si te preguntas cuáles las diferencias entre el ETF de Bitcoin y el ETF de Oro, este es el artículo para ti.
Por Freily Suárez coingape-authors
febrero 24, 2024 Actualizada febrero 24, 2024
Conclusiones clave
  • Los ETF de Bitcoin y los ETF de oro difieren mucho en lo que respecta a las características de sus activos subyacentes. Mientras que los ETF de Bitcoin permiten a los inversores interactuar con el mundo de las criptomonedas, los ETF de oro son una puerta de entrada para ganar exposición a los activos físicos de oro.
  • Los ETF de Bitcoin y los ETF de oro se diferencian también en lo que respecta a la volatilidad del mercado de sus activos subyacentes. Se sabe que Bitcoin es un activo más volátil en comparación con el oro tradicional.
  • La elección de en qué ETF invertir, entre ETF de Bitcoin y ETF de oro, depende de su apetito por el riesgo y sus preferencias de inversión.

Bitcoin y el oro se convirtieron en dos activos populares dentro de la industria, debido a sus propiedades como escasez y rareza. Estos activos únicos, combinados con productos de inversión avanzados como los ETF, brindan nuevas formas de invertir y obtener ganancias.

Mientras que los ETF de Bitcoin tienen BTC, también conocido como oro digital, como activo subyacente, el rendimiento del mercado de los ETF de oro depende del precio de mercado del oro.

A pesar de que ambos son fondos cotizados en bolsa, el ETF de Bitcoin y el ETF de oro comparten múltiples diferencias claras. La principal diferencia es que el primero ofrece una alta liquidez en comparación con el segundo y su moneda digital subyacente, Bitcoin, es más volátil que el oro.

Si te preguntas cuáles son las otras diferencias, para saber cuál es la mejor opción para invertir, este es el artículo para ti. Veamos en detalle las diferencias clave entre el ETF de Bitcoin y el ETF de oro en el presente artículo.

¿Qué es un ETF de Bitcoin?

Bitcoin es la primera criptomoneda desarrollada e incluso después de 15 años, sigue siendo la criptomoneda más grande que existe en el mercado. Con su oferta limitada y un aumento de su valor a lo largo de los años, Bitcoin se hizo popular como oro digital.

La naturaleza digital de Bitcoin hace que sea obligatorio configurar una billetera y administrar sus claves privadas y públicas para comprar y almacenar Bitcoins. Además, todo esto funciona de forma descentralizada y dificulta la entrada de nuevos inversores al mercado.

Para realizar el proceso de inversión en Bitcoin, han surgido sus productos ETF. Los ETF de Bitcoin son instrumentos de inversión que representan el precio de la moneda pero que se negocian en mercados de valores tradicionales y regulados.

No es necesario interactuar con complejas carteras criptográficas ni exponerse a fraudes y robos en línea en plataformas de intercambio riesgosas. De manera similar a cómo se compran acciones de una empresa, puede comprar una parte del ETF de Bitcoin y beneficiarse de sus aumentos de precio.

Por lo tanto, los ETF de Bitcoin ofrecen una manera fácil de invertir y aprovechar los movimientos de precios de Bitcoin sin interactuar directamente con el activo.

Los ETF de Bitcoin son principalmente de dos tipos: ETF al contado de Bitcoin y ETF de futuros de Bitcoin. Los ETF al contado de Bitcoin representan directamente el precio de Bitcoin y las tendencias actuales del mercado. Por otro lado, los ETF de futuros de Bitcoin utilizan contratos de futuros como activos subyacentes.

¿Qué es un ETF de oro?

El oro es el activo financiero tradicional antiguo pero más valioso. Comprar y conservar oro durante un largo período siempre será rentable, lo que la convierte en una de las mejores inversiones. Sin embargo, comprar y mantener oro físico implica riesgos y venderlo también es un proceso arriesgado para obtener ganancias más adelante. ¡Ahí es donde los ETF de oro entran en escena!

Los fondos cotizados en bolsa de oro o ETF de oro ayudan a los inversores a comprar una parte del oro sin poseer oro físicamente. La llegada de los ETF de oro supuso un alivio para los inversores que luchaban por comprar y almacenar oro en lugares seguros.

De manera similar a cómo compra acciones de una empresa y se beneficia cuando su valor aumenta, puede comprar una parte de oro a través de un ETF y beneficiarse cuando su precio aumenta.

Hay dos tipos principales de ETF de oro: ETF de oro físico y ETF de oro sintético. Los ETF de oro físico permiten a los inversores comprar acciones de oro físico almacenado en bóvedas. Estos ETF rastrean los precios del oro con precisión y en tiempo real. Los de oro sintético son como los ETF de futuros de Bitcoin porque representan contratos de futuros de oro.

Sin embargo, al ser activos con aspectos similares pero al mismo tiempo son tan distinros, hay varias diferencias que pueden señalarse:

1. El activo subyacente

La principal diferencia entre el ETF de Bitcoin y el ETF de oro es su activo subyacente. Si bien Bitcoin es una moneda digital que surgió en 2009, el oro existió durante mucho tiempo y es uno de los activos antiguos.

Aunque Bitcoin es la criptomoneda más grande con un enorme potencial de crecimiento futuro, los inversores tradicionales eligen el oro en lugar de Bitcoin. Esto se debe a que el oro tiene miles de años y es un activo más familiar que Bitcoin.

Si bien, Bitcoin también se está expandiendo, la mayoría de los inversores aún no comprenden sus mecanismos y funcionalidades.

2. Desempeño histórico del mercado

El primer ETF de Bitcoin fue lanzado por la empresa proveedora de ETF ProShares el 19 de octubre de 2021 bajo el símbolo BITO. Comenzó a cotizar con un precio inicial de alrededor de 40 dólares y ahora se cotiza a 24,61 dólares en febrero de 2024.

Sin embargo, el ETF de Bitcoin tardó alrededor de ocho años en lanzarse después de que los hermanos Winklevoss presentaran una solicitud por primera vez. Los ETF al contado de Bitcoin también tardaron varios meses en obtener la aprobación de la SEC de EE. UU. y finalmente obtuvieron el visto bueno el 11 de enero de 2024.

En cuanto a los ETF de oro, el primer ETF de oro se lanzó en 2003. Sin embargo, el ETF de oro más grande que existe hoy en día es SPDR Gold Shares, lanzado en 2004. El primero fue testigo de una demanda increíble, colapsando las principales plataformas de intercambio debido a los altos volúmenes de negociación.

Según el informe semanal de Coinbase, las entradas netas de ETF al contado de Bitcoin superaron las entradas netas de ETF de oro en su primer mes. Mientras que los ETF de oro y GLD acumularon alrededor de 1.880 millones de dólares, los ETF al contado de Bitcoin ganaron alrededor de 4.000 millones de dólares en el primer mes de negociación.

Related articles

3. Accesibilidad y Liquidez

En cuanto a la accesibilidad de los ETF de Bitcoin y los ETF de oro, no hay mucha diferencia entre ellos. Mientras que los ETF de Bitcoin hacen que las inversiones en Bitcoin sean más accesibles para los inversores sin involucrar directamente a Bitcoin, los ETF de oro mejoran la accesibilidad al eliminar la necesidad de almacenar oro físico.

Tampoco existe una diferencia significativa entre la liquidez de los ETF de Bitcoin y los ETF de oro. Ambos mercados mantienen liquidez, lo que permite a los usuarios operar con facilidad. Sin embargo, si miramos de cerca, los ETF de Bitcoin podrían ser más líquidos ya que mantienen un mayor volumen de operaciones.

Con las estadísticas recientes de entradas netas del ETF al contado de Bitcoin, se ha hecho evidente que los ETF de Bitcoin son activos muy líquidos.

4. Escasez y volatilidad del mercado

Los activos subyacentes de los ETF de Bitcoin y de los ETF de oro, Bitcoin y Oro, son escasos. Si bien, nadie sabe cuánto oro existe en el mundo y cuánto queda por extraer, ese no es el caso de Bitcoin. Bitcoin tiene un suministro limitado de 21 millones y no hay forma de ganar más Bitcoin. Esta es una de las principales razones por las que el precio de Bitcoin ha aumentado a lo largo de los años.

Pero existe una clara diferencia entre Bitcoin y el oro en lo que respecta a su volatilidad. Bitcoin, al ser un activo relativamente nuevo que el oro, es más volátil. Por otro lado, el oro se mantiene estable y no presenta grandes fluctuaciones de precio. Lo mismo se puede aplicar también a sus fondos cotizados en bolsa. Por lo tanto, los ETF de Bitcoin son más volátiles y riesgosos que los ETF de oro.

Conclusión: ¿En cuál invertir?

El presente artículo ofrece una visión de los ETF de Bitcoin frente a los ETF de oro y explica las principales diferencias entre ellos. El activo subyacente, el desempeño del mercado y los factores que influyen en su desempeño en el mercado, accesibilidad, volatilidad, escasez, son algunas de las diferencias entre ellos.

Si se pregunta en cuál invertir, depende completamente de su apetito por el riesgo y su perfil de inversión. Por ello, si su prioridad es un rendimiento estable del mercado con un crecimiento constante, los ETF de oro son la mejor opción para usted.

Pero, si su prioridad es una alta liquidez para operar en el mercado con potencial de registrar un crecimiento en el futuro, los ETF de Bitcoin son la opción correcta para usted. No obstante, asignar una pequeña parte de su cartera tanto a ETF de Bitcoin como a ETF de oro le ayuda a diversificar su cartera de inversiones.

Freily Suárez es una reportera especializada criptomonedas y tecnología blockchain. Es estudiante de Comunicación Social y una aficionada a la lectura; cuenta con certificaciones en el área de las finanzas y la comunicación.
The presented content may include the personal opinion of the author and is subject to market condition. Do your market research before investing in cryptocurrencies. The author or the publication does not hold any responsibility for your personal financial loss.